Filosofia dominguera parte 1

Llega un hombre a las 4 de la mañana completamente borracho y pierde la conciencia por completo tan pronto como entro a su casa.

Al día siguiente amanece en su cama, con la pijama puesta, a su lado en la mesa habia un alkaseltezer y una taza de cafe caliente (para eso de las crudas).

Luego llega su hijo y le dice:

Papá, dice mamá que ya esta listo tu desayuno, que ella va a lavar los carros y que no te preocupes por la comida, que ya tiene el carbon listo para prepararte un buen bistec.

El hombre sumamente asustado al ver la manera en que reacciono su esposa a la borrachera (a las cuales usualmente reacciona de muy mala manera) decide preguntarle a su hijo que fue lo que sucedio. A lo cual el muchacho respondio:

Cuando llegaste anoche mamá y yo tuvimos que levantarte cargando hasta la cama y cuando te empezamos a quitar la ropa solamente dijiste: ¡Quietas perras… que soy casado!

Moraleja: Hay que saber utilizar las palabras exactas en el momento adecuado.

3 pensamientos en “Filosofia dominguera parte 1

  1. Ese es un chiste es muy viejo, ademas esta mal contado.

    Pero igual, es muy bueno.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *